El Abandono de las Mercancías.

Con cierta frecuencia el consignatario de buques se enfrenta al abandono de contenedores llenos. Cuando no han sido despachadas las mercancías ni liquidados los gastos del transporte, las partidas de importación pueden llegar a permanecer indefinidamente en la terminal. Qué hacer con ellas, cómo cobrar las deudas que han generado o cómo prevenirlas en futuras ocasiones, son algunas de las preguntas que ante este problema se plantea el consignatario.